Diferencia entre Persona Natural y Persona Jurídica

Si estás pensando abrir un negocio tienes dos opciones para poder hacerlo al registrarte ante la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat): persona natural o persona jurídica. Ambas tienen ventajas dependiendo de cada caso.

 

PERSONA NATURAL
Como persona natural puedes ejercer cualquier actividad económica, ser el conductor de tu propio negocio y el responsable por el mismo. Es decir, una persona natural actúa a título personal.

“Al constituir tu negocio como persona natural, asumes todas las obligaciones. Esto significa que aceptas asumir la responsabilidad y garantizas con tu patrimonio y bienes el pago de las deudas u obligaciones que pudiera contraer la empresa”, señala el portal gob.pe.

Por el contrario, si optaras por abrir un negocio bajo una persona jurídica no actuarías a título personal, sino como una entidad (empresa) que como tal tiene derechos y obligaciones.

Esta empresa puede suscribir contratos y ser representada judicial y extrajudicialmente. Una persona jurídica actúa a través de sus representantes legales.

 

PERSONA JURÍDICA
“Es una entidad conformada por una, dos o más personas que ejerce derechos y cumple obligaciones a nombre de la empresa creada”, se explica en la página gob.pe.

Esto implica que las deudas u obligaciones que pueda contraer la empresa están garantizadas y se limitan solo a los bienes que estén registrados a su nombre.

Para conocer si una entidad ya constituida es una persona natural o jurídica, basta con revisar su Registro Único de Contribuyentes (RUC). Si este empieza con “10” se trata de una persona natural, mientras si el RUC empieza con “20” sería una persona jurídica.

Cabe mencionar que el RUC es el padrón que contiene los datos de identificación de las actividades económicas y demás información relevante de los sujetos inscritos.

 

¿CUANDO CONVIENE ELEGIR PERSONA NATURAL?

• Cuando vas a iniciar negocios pequeños como bodegas, juguerías, peluquerías, zapaterías, bazares, entre otros.

• Realizas actividades que están comprendidas en el Nuevo RUS (Régimen Único Simplificado) o tienes negocios en donde tus clientes van a ser principalmente personas, no empresas.

• Quieres hacer negocios en los que tu exposición al riesgo (responsabilidad ilimitada) ante posibles deudas u obligaciones con terceros sea manejable considerando tu patrimonio personal.

 

¿CUANDO CONVIENE OPTAR POR PERSONA JURÍDICA?

• Necesitas mayor reputación en el mercado y quieres tener clientes más grandes o importantes (empresas).

• Necesitas acceder a créditos o préstamos en bancos y entidades financieras en mejores condiciones.

• Quieres asegurarte de que si algo sale mal en tu negocio, se afecten los fondos o bienes de la empresa, no tus bienes personales.

• Necesitas que ingresen inversionistas o más socios que contribuyan con tu empresa, pues es más fácil transferir participaciones.

• Piensas que, eventualmente, puedes vender tu negocio o disolverlo luego de un tiempo. En ese caso, es más fácil hacerlo como persona jurídica.

 

Fuente: Gestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s